(+5411) 4776-0663 | (+5411) 3345-0333 (WhatsApp) Reuniones Martes y Sábados 19 hs Godoy Cruz 1967, Palermo Soho
(+5411) 4776-0663 | (+5411) 3345-0333 (WhatsApp) Reuniones Martes y Sábados 19 hs Godoy Cruz 1967, Palermo Soho

Extendiéndonos hasta donde no vemos

Por Telma Alegre

 

John Robert Lewis fue uno de los seis grandes líderes que organizaron la marcha de Selma en 1965 hacia Washington contra la segregación racial.
John Lewis creció en Alabama. Fue Educado en el Seminario Bautista, y luego concurrió a la Universidad Fisk (en Nashville, Tennessee). Fue miembro estudiantil universitario del No Violencia, y líder de los Nashville sit-ins. Desde este movimiento organizó acciones para la desegregación de los comedores universitarios.
Lewis se hizo nacionalmente conocido durante su destacado papel en las marchas de Selma a Montgomery cuando, el 7 de marzo de 1965, un día que se conocería como ” Domingo sangriento “, Lewis y su colega activista Hosea Williams encabezaron más de 600 manifestantes en el Puente Edmund Pettus en Selma, Alabama . Al final del puente, fueron recibidos por agentes del estado de Alabama que les ordenaron dispersarse. Cuando los manifestantes se detuvieron para orar, la policía descargó gases lacrimógenos y los soldados montados atacaron a los manifestantes y los golpearon con palos de noche. El cráneo de Lewis se fracturó, pero escapó al otro lado del puente hacia Brown Chapel , la iglesia sede del movimiento en Selma. Antes de que Lewis pudiera ser llevado al hospital, apareció ante las cámaras de televisión pidiendo al presidente Johnson que interviniera en Alabama. Lewis tiene cicatrices del incidente en su cabeza que todavía son visibles hoy.
Desde 1957, Lewis participó activamente en movimientos por la igualdad racial en EEUU, sin embargo no fue hasta 1987 que pudo acceder a un cargo público; nunca estimó la posibilidad de bajarse de su convicción a pesar de las amenazas de muerte, agresiones físicas, ni siquiera cuando gente cercana murió ante sus ojos.
Isaías 54.11 dice: “¡Pobrecita, fatigada con tempestad, sin consuelo!” Cuantas veces nos compadecemos de nosotros mismos sin ver la posibilidad de utilizar las experiencias como herramientas de lucha y de ayuda a otros.
Muchos de los que acompañaron la lucha de John Lewis (Ejemplo, Martin Luther King) no llegaron a ver ni a disfrutar el tiempo en que fueron tomados como personas de derecho al igual que los blancos; sin embargo el impacto de sus acciones no solo generaron cambios en la sociedad norteamericana sino que inspiraron a otros a avanzar hacia comunidades más justas.
Isaias 54:14 dice: “con justicia serás adornada; estarás lejos de la opresión, porque no temerás, y lejos del temor, porque no se acercará a ti”
El presidente Barak Obama nació en el año 1961. Tenía tan sólo cuatro años cuando sucedieron los acontecimientos de Selma. En el año 2009 fue electo presidente de EEUU y en 2013, reelecto para un segundo mandato. En una reciente entrevista declaró: “Sin lugar a dudas, en el puente de Selma, todas esas personas me llevaron en andas hacia la presidencia”; cuarenta y seis años después!
No tengamos en poco nada de lo que hagamos, nada de lo que padezcamos; puede que el impacto no sea instantáneo, pero es seguro que va a tocar vidas y también historias.

Leave a Reply

Pedido de Oración
close slider